Decoración con velas para navidad

Luces de Navidad.

En cualquier parte del mundo donde se festeja la Navidad, las velas ocupan un lugar de honor. Durante la Nochebuena, los irlandeses colocan candelabros en sus ventanas para crear una senda de luz para guiar al Niño Jesús. En Inglaterra y Francia, la cena familiar del 24 de diciembre dura el tiempo que las velas se mantienen encendidas.

Para los suecos, la visión de la Navidad es una corona con cuatro velas llevada por una joven mujer, en honor a Santa Lucía; las mechas de la – rosca se encienden, una por vez, durante los cuatro domingos anteriores a la fiesta, período conocido como Adviento. El uso de velas en la celebración del Adviento surgió en Alemania, pero luego fue adoptado por muchos otros países. Para realizar la cuenta regresiva hacia la Nochebuena, muchas familias católicas utilizan una vela con 24 divisiones que van quemando día a día a partir del Io de diciembre. La llegada de la fiesta es recibida con el fulgor de varios colores, especialmente lavanda, en representación de la penitencia, y rosa, como símbolo de la esperanza. Todavía estamos a tiempo de preparar los centros de mesas, adornos y regalos que brillarán durante las últimas celebraciones del siglo.

Aprovechemos la ocasión para atravesar con nuevas luces las puertas que conducen al próximo milenio.

velas para navidad

Celebraciones.
Por alguna misteriosa razón, las fiestas comienzan cuando se encienden las velas. Siempre que exista algún motivo para celebrar, las luces cálidas y reconfortantes pueden generar un ambiente placentero.

Según el calendario eclesiástico, las velas forman parte de las fiestas desde el siglo XI; sin embargo, es probable que su vinculación con las tradiciones religiosas y culturales sea anterior. En muchas pinturas del Renacimiento reflejaron la imagen de María leyendo a la luz de la vela en el momento de la llegada del ángel Gabriel. Existe algún misterioso ritual que sugiere que las celebraciones comienzan a partir del encendido de las mechas. En algunos sitios del hemisferio norte las luces de los candelabros anuncian la próxima llegada de la primavera. Durante el 2 de febrero se prenden para conmemorar la presentación del Niño Jesús en la Iglesia y la Purificación de la Virgen.

Técnica: Vela de Molde con Aplicación de Láminas de Cera y Efecto Nieve.

Trineo luminoso.
Un típico diseño navideño preparado con láminas de cera de diferentes colores.

MAteriales:
Cera de parafina.
Pabilos.
Desmoldante.
Varilla de bronce.
Guía con orificios.
Colorante a la grasa de color rojo.
Láminas de cera: roja, blanca, verde y amarilla.
Esencia para velas a elección.
Molde redondo grande o esfera (con soporte).
Goma laca Purpurina oro Pincel.
Asadera, recipiente.
Cuchillo de hoja ancha.
Tenedor.
Cucharita.
Secador de cabello.
Tijera.

Paso a paso:

Paso uno. Pasar desmoldante por una de las piezas de la esfera; apoyarla sobre el soporte e introducir la varilla de bronce y la guía con orificios. Fundir parafina, teñirla de rojo, perfumarla y verterla en el molde. Dejar enfriar.
Paso dos. Desmoldar. Calentar la hoja del cuchillo y recortar una rodaja de cera de cada lado de la semiesfera.
Paso tres. Para emparejar las piezas preparadas en el paso anterior, apoyar todas sus caras sobre la asadera caliente.
Paso cuatro. Cortar un trozo de plancha de cera roja con la forma del respaldo del trineo.
Paso cinco. Calentar el respaldo con el secador de cabello.
Paso seis. Con el cuchillo, realizar algunos picos en el borde del respaldo que va pegado al trineo. Recortar el excedente.
Paso siete. Marcar un óvalo en la plancha de cera blanca, recortarlo y calentarlo con el secador de cabello. Realizar unos mordientes sobre la vela y pegar el óvalo arriba.
Paso ocho. Cortar una tira de plancha de cera amarilla de 5 cm de ancho y enrollarla por el largo.
Paso nueve. Calentar la tira enrollada con el secador de cabello, y luego modelarla con los dedos para formar una de las cuchillas del trineo.
Paso diez. Calentar la cuchilla con un encendedor, ubicarla sobre la vela y presionar con los dedos para que se adhiera. Realizar la otra cuchilla con el mismo procedimiento y pegarla sobre el trineo.
Paso once. Cortar otra tira de plancha de cera amarilla, enrollarla por el largo y ubicarla en la parte delantera del trineo. Pintar las cuchillas y la parte delantera del trineo con goma laca y purpurina oro.
Paso doce. Colocar un poco de cera fundida en un recipiente y, cuando aparezca un velo sobre la superficie, batirla con el tenedor para formar la nieve.
Paso trece. Con la cucharita, distribuir un poco de parafina batida (no debe estar muy caliente) sobre los bordes del respaldo del trineo.
Paso catorce. Cortar una tira de lámina de cera roja de 3 cm de ancho y enrollarla (si fuera necesario, calentarla un poco con el secador de cabello), presionando con los dedos para formar un paquetito cuadrado.
Paso quince. Preparar una tira angosta de plancha de cera verde arrollada, formar un moño, calentarlo con el encendedor y pegarlo sobre el paquetito.
Paso dieciséis. Con el mismo procedimiento, realizar el resto de los regalos combinando los colores de las planchas de cera como se ve en la foto. Calentar los paquetitos con el encendedor y adherirlos sobre el trineo. Perforar el centro de la vela con la varilla caliente y pasar el pabilo por el orificio formado.
Paso diecisiete. Marcar 8 pequeños pinos en la plancha de cera verde. Recortarlos con el cuchillo.
Paso dieciocho. Calentat 4 pinos (por separado) con el secador de cabello, superponerlos y presionarlos con los dedos para que se unan; colocar un pabilo. Repetir el procedimiento con el resto de los arbolitos. Para que las bases de los pinos queden bien lisas, apoyarlas durante unos segundos sobre la asadera caliente. Colocar los arbolitos junto al trineo.

Técnica: Vela de Molde con Aplicación.

Pino de luz.
Estrellitas de colores, gibré y efecto nieve para recrear el árbol tradicional.

Materiales:
Cera de parafina Pabilo.
Desmoldante.
Varilla de bronce.
Guía con orificios.
Pigmento verde.
Molde de pino.
Prensa de madera.
Estrellitas de colores.
Broches.
Gibré.
Tenedor.
Cucharita.

Paso a Paso:

Paso uno. Aplicar desmoldante en las dos piezas del molde, ubicarlas en la prensa y ajustarías con los broches. Introducir la varilla de bronce y la guía con orificios. Fundir cera, colorearla con pigmento verde y volcarla en el molde.
Paso dos. Dejar enfriar y desmoldar.
Paso tres. Derretir parafina y, cuando aparezca un velo sobre la superficie, batirla con el tenedor para formar la nieve. Esparcir la preparación sobre la vela con la cucharita.
Paso cuatro. Espolvorear el gibré antes de que la cera batida se seque.
Paso cinco. Distribuir las estrellitas de colores sobre la superficie.
Paso seis. Por último, colocar el pabilo y rematarlo en la base de la vela.

Técnica: Velas de Gel con Inclusión de Parafina.

Infinita transparencia.
La llama se proyecta en el vidrio para celebrar el Año Nuevo con esplendor.

Materiales:
> Cera de parafina
> Cera en gel
> Pabilo
> Desmoldante
> Varilla de bronce
> Colorante fucsia
> Esencia para velas a elección
> Copón de vidrio
> Gemas
> Lámina de oro
> Cinta de organza blanca y dorada
> Recipiente con agua
> Guantes
> Tijera
> Pegamento universal

Paso a Paso:

Paso uno. Derretir cera de parafina, teñirla de fucsia y perfumarla; verter una parte en el recipiente con agua.
Paso dos. Colocarse los guantes; introducir una mano en el contenedor y empujar la parafina caliente hacia abajo para formar los falsos corales. Dejar enfriar en el agua durante unos minutos.
Paso tres. Retirar los falsos corales del agua y escurrirlos.
Paso cuatro. Cortar los corales con una tijera hasta que adquieran el largo deseado.
Paso cinco. Fundir la cera en gel y volcarla en el copón hasta formar una capa de aproximadamente 2 o 3 cm de alto. Dejar enfriar durante unos minutos.
Paso seis. Introducir los falsos corales en el copón, pinchándolos en el gel. Dejar libre el centro del recipiente.
Paso siete. Verter gel hasta cubrir la mitad de la capacidad del copón.
Paso ocho. Cortar la lámina de oro en trocitos pequeños.
Paso nueve. Espolvorear algunos trocitos de lámina sobre’ el gel del copón.
Atención:
Para que los trozos de parafina no se derritan, la temperatura del gel que se vuelca en el copón no debe superar los 60°.
Paso diez. Agregar un poco más de gel.
Paso once. Cuando la vela comience a enfriarse, distribuir las gemas por toda la superficie.
Paso doce. Esparcir otros trocitos de lámina de oro en el interior del copón.
Paso trece. Volcar el resto del gel en el recipiente (el centímetro más cercano al borde debe quedar libre); humedecer la varilla de bronce con desmoldante e introducirla en el centro del copón. Dejar enfriar.
Paso catorce. Cuando la vela esté fría, retirar la varilla y colocar el pabilo.
Paso quince. Por último, formar un moño con la cinta de organza y pegarlo al copón con pegamento universal.

Como hacer adornos para navidad.

Materiales:

> Cera de parafina
> Pabilo
> Pigmento verde
> acrílico blanco
> Maceta pequeña de barro o terracota
> Oasis o trozo de barro
> Musgo
> Cinta escocesa-
> Pinas pequeñas
> Alambre
> Pelotitas rojas
> Pistola encoladora
> Pincel chato
> Cordón

Paso a Paso:

1 Paso uno. Pintar la maceta con acrílico blanco. Dejar secar.
2 Paso dos. Pegar una tira de cinta escocesa alrededor del borde superior del contenedor.
3 Paso tres. Cortar otros tramos de cinta, formar un moño y pegarlo en la maceta con la pistola encoladora.
4 Paso cuatro. Ubicar el oasis (o el trozo de barro) en el interior del recipiente y apoyar el musgo arriba.
5 Paso cinco. Enroscar un trozo de alambre en la parte inferior de cada pina y luego pincharlas en el oasis, alternándolas con las pelotitas rojas.
6 Paso seis. Realizar una vela de inmersión de color verde y colocarla en el centro de la maceta.

Fiestas.

Los seres humanos siempre encontramos buenos motivos para celebrar. Por tradición, costumbre o de acuerdo con un misterioso ritual, los festejos más memorables suceden bajo el fulgor de las velas. Cálidas y reconfortantes, las llamas pueden realzar momentos especiales y generar ese ambiente placentero que las luces artificiales no pueden lograr. Cuando llega fin de año, se respira un clima festivo; aprovechémoslo para preparar los diseños especiales que brillarán durante la Navidad y el Año Nuevo.

Uso de esténciles.
Los esténciles caseros se pueden preparar con papel autoadhesivo o con placas de radiografías lavadas con lavandina.

SUGERENCIA.
Si desea reutilizar los esténciles, después de emplearlos, déjelos en un recipiente con agua hasta que la pintura se desprenda. Retírelos, séquelos y guárdelos.

Consejo:
Para recortar los esténciles caseros, utilice un cuchillo u otra herramienta filosa.

1. Ubicar el esténcil sobre una de las caras de la vela y sujetarlo con cinta de enmascarar.
2. Cargar una esponja con acrílico (sin diluir, para evitar filtraciones), descargar el excedente de pintura sobre una servilleta de papel y esponjar sobre el diseño. Retirar el esténcil inmediatamente.

Con esponjas.
El método es sencillo; sólo hay que tomar la precaución de no cargar demasiado la esponja.

1. Doblar la esponja formando una almohadilla y humedecerla con la mezcla de acrílico y detergente.
2. Descargar el excedente de pintura sobre una servilleta de papel.
3. Ponsear con la esponja sobre toda la superficie de la vela.

Superposición de colores
Combinando esponjado y baño de parafina se pueden lograr nuevas tonalidades.

1. Cargar una esponja con acrílico mezclado con 2 o 3 gotas de detergente; esponjar la vela y dejar secar. Colocar la varilla de bronce y formar un gancho en la parte de abajo. Tomar la vela por la varilla y bañarla con parafina a 80°. Dejar secar.
2. Mojar la esponja con acrílico de otro color y pasa por algunos sectores de la vela para lograr la superposición de colores.

A la hora de trabajar.

Las velas pintadas resultan atractivas y muy fáciles de realizar. Aquí le ofrecemos un listado con los materiales necesarios y las técnicas fundamentales.

Materiales:
Los elementos que se utilizan para pintar son económicos y fáciles de conseguir. El uso depende de cada realizador.

Esponjas.
Aunque en el mercado existe una gran variedad de esponjas, para pintar las velas que realizamos en este número conviene utilizar una de trama cerrada. Las que vienen con mango incluido resultan ideales para colorear esténciles.

Pincel taponador.
Sirve para ponsear sobre esténciles. Para realizar esta tarea, se debe cargar el pincel con un poco de acrílico del color deseado, descargar el exceso de
pintura sobre un papel y comenzar a dar golpes suaves sobre los diseños.

Esténciles. Se venden en las librerías artísticas; vienen en una gran variedad de motivos y tamaños. También pueden prepararse en forma casera con placas de radiografías.

Aerosoles. Con los esmaltes en aerosol se pueden conseguir efectos sorprendentes. Pero para usarlos hay que tomar algunos recaudos: antes de trabajar, la vela debe limpiarse con un paño de algodón embebido en alcohol.

Acrílicos. Son ideales para pintar velas. En las librerías artísticas se puede conseguir una amplia gama de colores.

Pinceles de cerda. Son imprescindibles para dar los últimos retoques. Se pueden utilizar los de punta fina, redonda y chata; todo
depende del tamaño del diseño.

TÉCNICAS:
Las velas pueden pintarse con pinceles y esponjas cargados con acrílico, o rociarse con esmaltes en aerosol.

Con pinceles:
Constituye, sin dudas, la forma más tradicional de pintar superficies.

1. Colocar un poco de acrílico en un plato y agregarle 2 o 3 gotas de detergente o jabón líquido. Mezclar con un pincel.
2. Preparar una almohadilla con un paño de algodón, humedecerla con alcohol y pasarla por toda la vela para eliminar su grasa. Este procedimiento debe realizarse siempre, pues es imprescindible para pintar correctamente.
3. Cargar el pincel con el acrílico preparado y pintar sobre la vela el diseño elegido.

Con aerosoles.
Una forma original de colorear. El rociador debe mantenerse a 10 o 15 cm de distancia de la vela.

Para que la pintura no se disperse, conviene apoyar la vela sobre una torneta, luego colocarla en el interior de una caja de cartón y, por último, rociar con el esmalte en aerosol.

© 2010 Manualidades Navideñas