Maquillaje para escenario

Maquillaje para el escenario.
En el escenario, la cara, ahora sin máscara, tiene que adoptar los rasgos del personaje que se va a encarnar. Por esto se dan a continuación algunas breves indicaciones sobre maquillaje.
1. El encargado del maquillaje en las funciones escolares o de aficionados no sólo tiene que conocer a fondo la obra que se presenta, sino que debe estar familiarizado con el desarrollo de la acción y con el carácter de los personajes.
2. Para el ensayo general deben ser maquillados todos los actores por orden de aparición y dentro del tiempo disponible.
3. Las pinturas para’ maquillaje están compuestas por lápices, pomos y cajitas de polvo facial.
Previo al maquillaje, se unta la cara con vaselina para proteger el cutis; luego se aplica el color de fondo, por ejemplo, amarillo, frotándolo con ligeros movimientos circulares. Para agrandar los ojos se marca el borde del párpado inferior con un lápiz oscuro, línea que podrá ser doble en el ángulo exterior del ojo. Para aumentar el efecto de las caídas de ojos, se pinta el párpado superior con un tono azul. Hay que estudiar la forma de las cejas y trazarlas con mano firme. Los labios pocas veces conservarán su forma natural. Con lápiz rojo (¡nada de rojo azulado!) se marcan más llenos, acorazonados, sin temor de exagerar demasiado. Por último se aplica una capa de polvo de un tono correspondiente a la cara maquillada y engrasada.
5. Los actores serán maquillados por orden de aparición. Los elementos para maquillar deben estar ordenados para no sufrir pérdidas de tiempo. La persona encargada del maquillaje debe ser serena y tranquila; con alegría y entusiasmo debe pintar rápidamente y con mano segura los rostros de los actores, ayudándolos a vestirse si fuere necesario. De este modo contribuye decisivamente a crear una atmósfera apropiada detrás de los bastidores.
6. El maquillaje se quita con una crema bien grasosa. En primer lugar, con un poco de papel absorbente, se retira cuidadosamente de la cara la capa más gruesa; luego se aplica una abundante capa de crema con un pañuelo de papel, hasta que las pinturas se diluyan y puedan quitarse sin tener que frotar.

© 2010 Manualidades Navideñas