Pintar flor

A continuación examinaremos a grandes rasgos algunas flores de esta especie.
• Margarita (Shasta) – Es la más común de las margaritas y se caracteriza por sus pétalos delgados.
• Yerberas o gerberas:
Se trata de una flor de hermosos colores. Sus pétalos son muy voluminosos. Es representativa del advenimiento de la primavera.
• Zinia:
Tiene brillantes y variados colores. Si se pinta un arreglo floral esta flor es ideal para rellenar huecos, debido a que por sus colores es muy fácil de combinar.
• Margaritas de arbusto:
Se podría decir que esta composición corresponde a la pintura decorativa, por sus pinceladas sueltas. Tiene un primer plano (las margaritas) y un fondo donde los colores son más difusos (pimpollos, hojas, etc.).
Este trabajo es simplemente para que cada uno se sienta tentado a hacer una composición propia y poder llevar la teoría a la práctica.

Como pintar flores

Materiales:
• Óleos: blanco de titanio, amarillo de cadmio, verde óxido de cromo, tierra de siena natural.
• Gel médium para óleo.
• Pinceles: lengua de gato N°8, chato N°6, redondo N°0, mop.
Nota:
En la forma de rayo las sombras se forman en la base de los pétalos, por debajo de los pétalos superpuestos y en el centro (nacimiento del pétalo). El extremo y los bordes llevan las luces. Esto varía si hay un conjunto de flores y una le bloquea la luz a la otra.
Procedimiento:
1 Darle a los pétalos un pleno de blanco de titanio con pincel lengua de gato.
2 Usar el borde cincelado del pincel para dar la sombra, con tierra de siena natural + verde óxido de cromo. Descargar el pincel en papel absorbente y comenzar a pintar desde el nacimiento hasta la mitad del pétalo.
3 Con pincel mop barrer el color desde el centro hacia el borde. Si es necesario aplicar blanco nuevamente en los extremos para acentuar la luz.
4 Con pincel redondo N°0 cubrir el centro de la flor, empleando amanillo de cadmio + una pizca de blanco. El pincel se debe usar de modo vertical (cae perpendicular a la pintura). Ponsear con la cerda, dando golpecitos para lograr textura y volumen.
5 En el borde del centro oscurecer el amarillo con siena natural + verde, con la misma técnica.
6 Por último, dar la luz final en el centro con puntitos blancos.
7 Los tallos y hojas se pintan con verde óxido de cromo, iluminando las partes de luz con amarillo + blanco.
Este planteamiento toma en cuenta la margarita, pero dentro de esta especie existen diferentes texturas y superposición de pétalos que harán variar la técnica.

Como pintar flores naturales

El ABC de las FLORES.
Es importante tener una foto de la flor que deseemos pintar delante, debido a que, con el paso de las horas, esta irá sufriendo modificaciones naturales, que desvirtuarán nuestro trabajo.
Flores con forma de rayo.
Poseen esta forma flores tales como margaritas, yerberas, rudbe-kias, dalias, crisantemos, girasoles, etc. Tienen sus pétalos de diferentes longitudes, pero todos parten de un centro visible y convergen como los rayos de una rueda (forma radial).
Dentro de este formato, trabajaremos con la margarita en esta oportunidad. Se trata de una flor fácil de concretar, pero muy atractiva. Esta flor pertenece a una familia muy extensa, a la cual pertenecen la gran mayoría de las flores del mundo.

Pintura decorativa en madera

MATERIALES:
• Ovalo de madera
• Acrílicos: verde agua, rojo, ocre, tierra sombra tostada, blanco
• Pincel chato y redondo
• Pincel viejo
• Glaceador al agua
• Pinceleta
• Laca fijativa en aerosol
• Papel de calcar
• Lápiz
• Diseños
1. Aplicar una base de acrílico blanco sobre la base de madera. Dejar secar y aplicar una segunda mano. Mezclar glaceador al agua y acrílico verde agua en partes iguales. Con pincelera extender esta mezcla sobre toda la superficie.
2. Calcar y transferir el diseño (ver suplemento moldes) sobre la pieza de madera. Con acrílico blanco cubrir el motivo dejando solamente visible las líneas del calcado como guía. Dejar secar.
3. Pintar el traje y el gorro con acrílico rojo. Reforzar con acrílico blanco el pompón y los bordes del traje. Con una mezcla de blanco y ocre pintar el cuerpo del oso en forma pareja, dejando entrever las líneas finas del calcado. Dejar secar.
4. Con acrílico tierra sombra tostada marcar las sombras. Para ello utilizar la técnica del flotado, cargando un solo lado del pincel y esfumando el color sobre la paleta.
Apoyar el lado del pincel con pintura sobre el sector a flotar, y deslizarlo presionando el pincel. Sombrear así todos los contornos del oso y pliegues del traje. Dejar secar.
5. Para lograr el efecto del pelaje, utilizar un pincel viejo de puntas bien abiertas y gastadas. Sin humedecer el pincel (técnica de pincel seco) tomar una mezcla de blanco y ocre, más clara que el color de base, y aplicar el tono en forma de golpes suaves, permitiendo que el pincel se abra. En sucesivas capas, se debe agregar blanco a esta mezcla para dar sensación de volumen, pero siempre dejando entrever el color de base.
Utilizar nuevamente la técnica de pincel seco para iluminar algunos sectores del traje, pero esta vez frotando el color sobre la superficie a iluminar. Tomar acrílico blanco, descargar casi por completo la pintura sobre la paleta y extender el color sobre el diseño presionando con fuerza el pincel (ver iluminación en suplemento moldes). Pintar la nariz, el interior de la oreja y los ojos con tierra sombra tostada. Con un punto blanco iluminar ojos y nariz. Aplicar algunos toques de luz con blanco puro sobre el cuerpo del oso, con la técnica explicada en el epígrafe anterior. Finalmente, proteger la pieza con laca fijativa en aerosol.

© 2010 Manualidades Navideñas