Como hacer mascaras de papel

Máscaras de papel.
Procedimiento A:
Envolver en papel un trozo de madera de dimensiones similares a la de la cara, para crear una forma básica.
Desmenuzar hojas de papel de diario y ponerlas en remojo. Pasar el papel por la máquina de picar carne; exprimir fuertemente la masa de papel y agregarle un poco de harina para ligarla. La pasta así obtenida se aplica sobre la forma básica en una capa de V2 cm de espesor y se modela la cara. Secar rápidamente en el horno o al sol para impedir que la masa enmohezca.
Procedimiento B:
Hervir con bastante agua los trocitos de papel durante una hora; exprimir el agua y mezclar la masa con cola, amasándola. Los trabajos previos y ulteriores, se realizan como en el método anterior.

Manualidades caretas de papel

Caretas de papel.
Este trabajo debe ser realizado, prácticamente, por dos niños. Al tomar las medidas de nuestra cara nos llevaremos una sorpresa. Veremos que la altura es menor que el ancho, midiendo de oreja a oreja. Los niños miden con la cinta métrica y anotan las medidas, o uno de ellos sostiene con ambas manos el papel delante de su cara, mientras que el otro -¡sin apretar!- marca levemente el lugar de los ojos y de la boca -para recortarlos-, y de las orejas, para aplicar asas de papel.
La elección del color para fondo de la cara y la tarea de pintarla presenta sus dificultades: los cabellos, las arrugas, etc., de ninguna manera deben representarse en forma natural, sino que los rasgos deben ser ornamentales. Los ojos de las caretas que aparecen en el grabado fueron rasgados parcialmente, y bajo los párpados se ha pegado papel de otro color. Los cabellos se transformaron en llamas, puntas, etc. Restos de fieltro, tiras de cuero, retazos de tela y hebras de rafia de llamativos colores, dan vida y fuerza a las máscaras.’ A derecha e izquierda del mentón y arriba, en la frente, se tajean los bordes para pegarlos unos sobre otros y poder redondear la cabeza. A la máscara se le puede aplicar un forro interior de tela delgada y una mano de laca incolora. Se puede modelar una nariz puntiaguda, gruesa o retorcida, pegándola sobre la cara.
La figura muestra en el centro la mitad de un coco, pintado con pocos trazos. A partir del día de Reyes todas estas caretas sencillas pueden servir como decorado llamativo de las paredes; de este modo ya se comienzan los preparativos para el próximo Carnaval.

Papel plastico

Papel plástico transparente, con burbujeantes relieves, sobre papel de color: unam logante solución para presentar cajas con dulces, bombones y golosinas. Los caramelos llegarán a la fiesta luciendo primorosos trajecitos de papel crepé, un material que también se emplea para envolver madejas de lana, juguetes de madera, botellas y portalápices cuando se convierten en objetos de regalo

Papel

Finos papeles que imitan las vetas del mármol, en colores de fantasía, proporcionan la envoltura ideal para obsequiar libros de arte, perfumes y ¡abones. Los adornos consisten en moños dobles de cintas en tono pastel.

Cortar papel

Cortar el papel a la medida del objeto, más 15 a 20 cm (en el sentido del crepé). Envolver dejando sobrantes en ambos extremos. Ajustar con las ban das elásticas y sobre éstas pasar la cinta dorada o plateada que se atara con un bonito moño. Cortar el exce dente de papel formando flecos de 5 milímetros de ancho.

© 2010 Manualidades Navideñas