Fiestas.

Los seres humanos siempre encontramos buenos motivos para celebrar. Por tradición, costumbre o de acuerdo con un misterioso ritual, los festejos más memorables suceden bajo el fulgor de las velas. Cálidas y reconfortantes, las llamas pueden realzar momentos especiales y generar ese ambiente placentero que las luces artificiales no pueden lograr. Cuando llega fin de año, se respira un clima festivo; aprovechémoslo para preparar los diseños especiales que brillarán durante la Navidad y el Año Nuevo.

Deja Un Comentario

(necesario)

(necesario)

© 2010 Manualidades Navideñas