Manualidades con masa de porcelana

Lucen en la cocina.
Materiales:
• masa de porcelana
• almohadilla
• estecas
• palo de amasar
• cola vinílica
• bolillos
• papel
• acrílicos: blanco, marrón claro, verde hoja, rojo, amarillo
• palillos
• tijera
• alambre fino
• pinceles
• moldes
1 – Vaina cerrada:
Con un palo de amasar, estirar una porción de masa hasta que alcance un espesor de 2 mm aproximadamente. Sobre ella colocar el molde N° 1 y con esteca cortar por sus contornos. Apoyar esta pieza sobre una almohadilla y con un bolillo marcar la forma de cada arveja, sobre un lado interno de la vaina (a). Colocar en el interior de la vaina un rollito de papel alargado y cerrarla juntando sus bordes con cola vinílica. Dejar secar. El papel le dará el espesor necesario, simulando las arvejas, sin agregar peso (b).
2 – Vaina semi cerrada:
Estirar la masa y cortar dos veces la forma de la vaina semi cerrada, de acuerdo al molde N° 2. Marcar con bolillo el interior de cada una de las vainas, ahuecando el espacio que ocupará cada grano de arveja. Modelar estas últimas realizando pequeñas bolitas y dejarlas secar. Pegarlas en el espacio ahuecado en el interior de la vaina y superponer la otra vaina dejando un lado abierto (c).
Adherir sobre un extremo de la vaina 3 ó 4 hojitas pequeñas con forma de lágrima hechas con masa teñida con marrón claro. Sobre éstas colocar un cabito, partiendo de una forma de cono. Afinar bien uno de sus extremos y hacer un orificio en el lado opuesto para insertarlo en la vaina (d).
3 – Vaina abierta:
Apoyar el molde N° 3 sobre la masa estirada y cortar por sus contornos. Abolillar ambos lados de la vaina, marcando los espacios de cada arveja. Pegar estas bolitas, modeladas y secas, sobre un lado de la vaina y darle movimiento a la otra parte de la vaina, pero sin cerrarla. Dejar secar.
4 – Hojas y tallos:
Sobre la masa estirada, apoyar los moldes de los dos tamaños de hoja (ver Suplemento Moldes) y cortar con esteca por sus contornos. Afinar los bordes de cada hoja, haciendo rodar una esteca redondeada de un lado hacia otro. Con otra esteca en forma de cuchillo, marcar las nervaduras y pellizcar la masa en un extremo de la hoja, formando un pequeño tallo. Modelar finos rollitos de masa y enroscarlos sobre un palillo, para obtener los zarcillos.
Preparación:
Teñir la masa de porcelana, que se utilizará para realizar las legumbres, con acrílico verde hoja. Transferir sobre cartón los moldes (ver Suplemento Moldes) de los 3 modelos de arvejas: con la vaina cerrada (N° 1); semi cerrada (N° 2) y abierta (N°3).
5 -Ají abierto:
Estirar una porción de masa con un espesor de 2 cm aproximadamente. Apoyar el molde N° 1 (ver Suplemento Moldes) y con una esteca, cortar por los contornos retirando el excedente de masa. Una vez obtenida la forma, presionar el interior del ají con un bolillo, marcando los bajo relieves. Dejar secar.
6 – Pintar el interior del ají con acrílico blanco y matizar el centro con una pizca de amarillo. Con un pincel fino y acrílico rojo, pintar los contornos del morrón y aplicar unos toques en el interior con un pincel seco.
7 – Ají cerrado:
Estirar masa con un espesor de 2 cm. Colocar sobre ella el molde N° 2 (ver Suplemento Moldes) y cortar
con esteca por sus contornos. Ahuecar el interior presionando con ayuda del bolillo y dar vuelta la pieza para trabajar sobre el derecho. Con una esteca, marcar una hendidura inferior y otra superior de donde nace el tallo A partir de allí delinear con una esteca los bajo relieves, siguiendo las referencias del molde y dando una forma curva a cada gajo. Dejar secar, pintar con acrílico rojo y acentuar los bajo relieves con marrón, para dar profundidad.
8 – Tallos y semillas:
Teñir masa con acrílico verde y realizar los tallos partiendo de un cono. Afinar uno de sus extremos y aplanar el otro, para insertarlo con la masa aún fresca en el ají abierto. Del mismo modo modelar el tallo del ají cerrado, pero haciendo cortes en forma de pico sobre el lado aplanado. Pegar con cola vinílica. Para realizar las semillas, modelar pequeñas bolitas y aplanarlas. Una vez secas, tonalizarlas con marrón bien aguado. Adherirlas con cola vinílica en el centro del ají abierto.
9 – Flores:
Modelar un cono de masa blanca y con una esteca de punta ahuecar el centro. Realizar cinco cortes con tijera, que formarán los pétalos. Abrirlos hacia afuera y achatar sus puntas. Con masa amarilla, modelar un cono más pequeño e introducir en su parte más ancha un trozo de alambre con cola vinílica. Con tijera, realizar cortes en toda sus superficie. Una vez terminado, insertarlo en la flor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *