Estampado sobre tela

Estampado sobre tela

Estampado de la tela. Sobre una mesa se extiende una base de fieltro o de papel secante fuerte y sobre ella la tela, cuidando de no distorsionar la estructura. El tejido no debe contener ninguna clase de apresto, puesto que en tal caso el colorante no penetraría bien en la tela. La capa de pintura sobre la plancha debe tener espesor adecuado. Si se aplica poca pintura, quedarán lugares vacíos en el estampado. Si se pone demasiada pintura, ésta rebasará los contornos, formando bordes imprecisos en la tela.
Es aconsejable obtener varias pruebas sobre retazos. Después de cada estampación hay que volver a entintar la plancha.
Se puede estampar siguiendo una o varias líneas horizontales o verticales. También pueden alternarse los colores, de manera que con el mismo crisol pueda estamparse una línea en rojo, otra en azul, o en forma escaqueada.
Las combinaciones posibles son numerosas, lo que confiere un atractivo particular al estampado de telas. Los equipos de un grado o un grupo juvenil pueden reunirse para confeccionar un trabajo colectivo. En este caso el tema ha de abundar en imágenes, por disponer de suficientes motivos individuales: campamento en el lago, animales y plantas en la selva, el Paraíso, un tapiz navideño, etc.

3 opiniones en “Estampado sobre tela”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *