Alfombra de corchos

Alfombra de corchos

No más tejidos ni puntillas ni aburrimiento. Con un objeto que usted normalmente tira a la basura puede fabricar una alfombra completamente original, rústica y natural para el baño. Pero antes empiece a juntar corchos, con los cuales armará esta manualidad. A medida que los recolecte, lávelos muy bien, con la ayuda de un cepillo suave, para quitarles manchas y olores a bebidas alcohólicas. Déjelos secar al sol y al aire libre. Compre un retazo de tela vinílica y antideslizante del tamaño que necesite para su baño y comience a cortar los corchos que tiene por la mitad, a lo largo. Esto puede hacerlo con un cutter o un cuchillo de cocina de serrucho. A medida que los corta, vaya presentándolos sobre la tela hasta alcanzar la cantidad que necesita. Finalmente, sólo les quedará pegarlos del lado no cóncavo, con cola vinílica, a la tela. Lo aconsejable es ir poniendo peso o ajusfar con una prensa a medida que vaya pegando. Cuando termine el trabajo, deje secar muy, con un buen encima y tendrá una alfombra única y una superficie amigable para los pies.

3 opiniones en “Alfombra de corchos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *